Women in Jazz: Mama Lou Parks

Hola pajaritxs!

Hoy queremos hacer un pequeño homenaje a todas aquellas personas que tras la clausura del Savoy Ballroom, en el año 1958,  mantuvieron el Lindy Hop vivo durante más de tres décadas. En concreto queremos hablar de una persona que fue clave en este movimiento. Mama Lou Parks.

Mucho se habla de cómo surgió y de cómo evolucionó el Lindy Hop en la época dorada del swing, al igual de cómo creció su popularidad a partir de los años 90.

Sin embargo poco se habla de que pasó en este periodo de tres décadas desde la clausura del Savoy Ballroom hasta que el Lindy Hop volvió a despertar el interés del público a nivel más internacional a partir de mediados de los 80 principios de los 90.

Mama Lou Parks (Louise Parks Duncanson) empezó trabajando como azafata en el Savoy Ballroom. Fue una enamorada de la música swing y del Lindy hop, hecho que le hizo convertirse en una de las bailarinas más relevantes del local.

Tras el cierre del Savoy Ballroom Mama Lou Parks le prometió a Charles Buchanan, gerente del Savoy, que se haría cargo del equipo de Lindy Hoppers que competían cada año en la famosa competición del Harvest Moon Ball.

Así que Mama Lou Parks junto con los bailarines más experimentados de la última etapa del Savoy Ballroom, como George Sullivan, Lee Moates o “Big Nick”, se pusieron manos a la obra.

Lee Moates y Tonita Malau en el Savoy Ballroom. Abril de 1953
ILHC series entrevista a George Sullivan

Con este fin Mama Lou Parks formó una escuela de verano para entrenar a un equipo de lindy hoppers que estuviera preparado para competir al más alto nivel y ganar el Harvest Moon Ball. Así como para atraer a nuevas generaciones, enseñando el Lindy Hop a los más jóvenes

Ruth Sugar Sulivan & George Sullivan. Campeones del Harvest Moon Ball (1955)

Contando con la generación de bailarines de élite que estaba entrenando, Mama Lou Parks formó una compañía de baile que estaría en activo hasta 1990. Sin duda todo un record hasta esa época.

Mama Lou Parks y su compañía trabajaron muy duro para mantener el interés de la sociedad americana por el baile en pareja en una época en la que los bailes individuales se hacían cada vez más populares.

Por suerte no estuvo sola en esto y tuvo grandes aliados que se unieron a su causa como Marshall Stearns y Mura Dehn, directora y artífice del documental: The Spirit Moves: A History of Black Social Dance on Film 1900–1986.

Un auténtico tesoro que muestra la evolución del baile social afroamericano desde principios del siglo XX y que bien merece un artículo entero aparte.

En la década de los 60, Mama Lou Parks y su compañía de baile llegaron al Radio City Music Hall, convirtiéndose en el primer grupo de Lindy Hoppers en actuar allí desde los Whitey´s Lindy Hoppers en la época de los años 30.

Esta actuación, junto con el trabajo incesable de Mama Lou y su aliada Mura Dehn, les llevó a actuar en el festival cultural que precedió a los juegos olímpicos de México en 1968.

Otra actuación a destacar fue la que hizo junto con Lionel Hampton, en la Casa Blanca. En el baile de inauguración del año nuevo para el recién elegido presidente Richard Nixon.

Pero sus giras no se limitaron a suelo Norte Americano. Gracias al trabajo organizativo de Mura Dehn, Mama Lou Parks y su compañía pudieron embarcarse en la gira “ Back to Africa” que les permitió actuar en 8 países africanos.

Durante esta gira sucedieron muchos incidentes que jamás olvidarán. Desde esquivar balas en la guerra civil de Nigeria hasta la condecoración con medallas de oro en el palacio del emperador Haile Selassie de Etiopía.

Durante los años 70 la compañía comenzó a trabajar en el circuito europeo hecho que atrajo la atención de la televisión británica, en concreto del programa “The Southbank Show”, quienes en 1981 pagaron para que uno de los eventos de Mama Lu se re-escenificara en el Small’s Paradise Club en la 7th Avenue en Harlem, convirtiéndose en el primer programa de televisión relevante cuyo protagonista era el Lindy Hop.


En los años 80  aparecieron en escena nuevos aliados. Los bailarines del sur del Bronx fomentaron el auge del hip-hop. Mura Dehn comenzó a filmarlos y Mama Lu los incorporó a sus actuaciones y, en general, un nuevo interés en el Lindy así como en las raíces del Hip Hop, comenzó a aflorar.

El enfoque de Mama Lu de asegurarse de que sus bailarines fueran siempre los mejores tanto en el Lindy Hop como en los estilos de baile más recientes, permitió que su compañía fuera siempre aceptada y mantuviera al Lindy en la vanguardia, también durante la época de los años 70.

Durante muchos años, los preliminares del Harvest Moon Ball, a cargo de Mama Lu y los eventos que organizaba, habían sido el punto de reunión donde los old timers del Lindy Hop se reencontraron y se mantuvieron en contacto. Sin duda Mama Lou fue una gran cohesionadora de la escena hasta que comenzó a crecer el interés por el swing, a mediados de los años 80.

En 1984 Norma Miller dirigió una actuación en Village Gate con los Nicholas Brothers y ex miembros de los Whitey’s Lindy Hoppers.
Mama Lu y su compañía tomaron el testigo de Norma con una actuación llamada «Jitterbug Jazz» que tuvo lugar en el mismo lugar, con la banda «Harlem Blues and Jazz Band», durante los tres años siguientes.

Por la misma época  la Academia de Música de Brooklyn  fomentó el  nuevo espíritu de la danza negra en el escenario y lanzó su afamada producción de 1983 «Dance Black America».

En uno de los eventos de Mama Lou, Larry Shultz conoció a Al Minns. Este fue un encuentro clave que llevó al surgimiento y fundación de la New York Swing Dance Society (NYSDS).

Al Minns también fue el encargado de enseñar el Lindy Hop a las primeras generaciones de Lindy Hoppers de Suecia. Lo que condujo a la formación de la Swedish Swing Society y de los Rhythm Hot Shots, así como al famoso campamento de Swing: Herrang Dance Camp.

Frankie Manning fue quien cogió el testigo de Al Minns tras su muerte el 24 de Abril de 1985.

Viendo todos los esfuerzos de Mama Lou y su éxito por preservar el baile, poco crédito se ha dado a esta gran mujer.  Mama Lou Parks fue una figura decisiva para mantener vivo el recuerdo del Savoy Ballroom y del baile. Sobre todo durante los difíciles años 60 y 70.

Siendo TODOS nosotrxs invitados en esta cultura y en este baile, solo nos queda dar las gracias a estas grandes figuras de referencia en el universo swing. Tanto a los Whitey Lindy Hoppers, como a Mama Lou Parks  y sus bailarines. Así como a muchos otros bailarines de referencia de la época y amantes de la música. Que han sido los creadores del baile y  guardianes feroces de este preciado tesoro durante décadas.

Gracias a sus esfuerzos y a su pasión hoy en día todxs podemos disfrutar de este baile que tan felices nos hace y que se ha propagado en los últimos 30 años por casi todos los rincones del mundo. ¡Larga vida al swing!

Nos vemos en el siguiente artículo!
Un abrazo virtual a todxs 🙂

Fuentes:

Artículo de Terry Monaghan

https://www.ilhc.com/ilhc-legacy-series

Libro: Frankie Manning; Ambassador of Lindy Hop ( Frankie Manning y Cynthia R. Millman)