Mayo, el mes del claqué: Bill «Bojangles» Robinson.


Bill Bojangles (1942)
Bill "Bojangles" Robinson nació siendo Luther Robinson en Richmond (Virginia) el 25 de mayo de 1878. Su padre, Maxwell, trabajaba en un taller de máquinas, mientras que su madre, María, era cantante de coro. 

Robinson perdió a sus padres en 1885, a la temprana edad de 7 años. Fue su abuela Bedilia, quien había padecido las atrocidades de las esclavitud anteriormente en su vida, la que se hizo cargo de él y de su hermano Bill. Con quien se cambiaría el nombre posteriormente.

Ya desde muy pequeño, antes incluso de la muerte de sus padres, a la edad de 5 años, Robinson comenzó a bailar para ganarse la vida, actuando en cervecerías al aire libre. 

En 1886, a la edad de 9 años, se unió a la compañía del mundo del espectáculo "Mayme Remington". 5 años más tarde, en su adolescencia, ya haría giras formando parte del circuito de espectáculos Vodevil. 

Robinson logró un gran éxito como intérprete en clubs nocturnos y en comedias musicales. En esta etapa de su carrera actuó mayoritariamente en teatros para público exclusivamente afroamericano.

Con la llegada de la Primera Guerra Mundial, Robinson se tomó un descanso en su carrera profesional, para alistarse en el ejercito. 

Además de luchar en las trincheras, Robinson dirigió a la banda de su regimiento por la Quinta Avenida cuando regresaron victoriosos de Europa. 
Extracto del libro «When Harlem was in Vogue» de David Levering Lewis
Fue a finales de los años 20, cuando Robinson dió el salto a los circuitos de Broadway, actuando en la revista musical de gran éxito Blackbirds (1928), donde presentó su famoso "baile de la escalera". 
Blackbirds fue una revista protagonizada por artistas afroamericanos, destinada al público blanco. El espectáculo fue un gran trampolin para la carrera de Robinson. Bojangles cautivó al público no solo por sus habilidades de baile sino también por su caracter alegre y despreocupado.

En 1939, a la edad de 61 años, actuó en el espectáculo "Hot Mikado", en la World´s Fair de Nueva York. Hot Mikado fue una comedia musical basada en la de Gilbert y Sullivan de 1885. A parte de los espectáculos de claqué, "Hot Mikado" también contaba con el baile estrella del momento, el Lindy Hop. Quien además tenia un pabellón en esta feria para él solo. Dedicado a la reina de las salas de baile, el Savoy Ballroom. Pabellón del que Norma y Frankie nos cuentan muchas historias en sus biografías.
Aunque trabajaba regularmente como actor, Robinson fue más conocido por sus rutinas de claqué. Fue pionero en popularizar una nueva forma de bailar claqué, pasando de un estilo de pies planos a un estilo ligero que provocaba un juego de pies más elegante.

La fama de Robinson le hizo protagonizar 14 películas de Hollywood, muchas de ellas musicales.
Algunas de ellas actuando junto a la estrella infantil Shirley Temple. Convirtiéndose así en la primera persona afroamericana en aparecer en una escena de Hollywood en un baile interracial, en la película The Little Colonel.
Otros de sus éxitos cinematográficos fue Stormy Weather, cuyo argumento está basado en su vida, coprotagonizada por Lena Horne y Cab Calloway. Y en la que aparecen un elenco maravilloso de artistas afroamericanos como: los Nicholas Brothers, Fats Waller o Katherine Dunham entre muchos otros.
Bill Bojangles en Stormy Weather (1943)
A pesar de su fama, Robinson no pudo trascender la estrecha gama de papeles estereotipados escritos para actores negros en ese momento. A pesar de esto Robinson pudo mantener un empleo estable y permanecer visible para el público.

A pesar de ganar mucho dinero durante su vida, Robinson murió en relativa pobreza en 1949, a la edad de 71 años. Gran parte de su riqueza se destinó a organizaciones benéficas en Harlem antes de su muerte. 

Robinson dejó una huella imborrable en la historia del claqué, y aunque sus rutinas fueron ampliamente copiadas por otros bailarines, fue único a la hora de crear un nuevo estilo y nuevos pasos, además de innovar con nuevos elementos, como lo hizo en su "baile de la escalera".

Para finalizar un dato curioso sobre otra destreza que poseía Robinson. Y es que era también famoso por su habilidad única para correr hacia atrás, casi tan rápido como otros corredores podían correr hacia adelante; llegando a alcanzar las 75 yardas (68,6 metros) hacia atrás en tan solo 8,2 segundos.

Maravilloso Bill Robinson, ¿no os parece? :)

¡Nos vemos la semana que viene con otro artículo!


Fuentes del artículo:

When Harlem was in Vogue. David Levering Lewis
https://www.biography.com/
https://www.britannica.com/
https://es.wikipedia.org/